DISEÑO DE INSTALACIONES

Sabemos por experiencia que un mal diseño de instalaciones puede condicionar el presente y futuro de una compañía. Cualquier inversión en instalaciones tiene una previsión de uso de 20 o 25 años. Vale la pena invertir algo más en definir los circuitos, revisar materiales, operativas de trabajo, etc. para adecuarse a los objetivos de fabricación presentes y futuros.

 

Tanto en cocinas centrales como en industria alimentaria, tenemos experiencia en la revisión de proyectos para garantizar la mejor usabilidad de las instalaciones y cumplimiento legal.